Si el edificio en el que laboras está dañado, puedes negarte a asistir

La ley también protege a los trabajadores si avisan de afectaciones físicas o de propiedades.
La Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS) ha recibido reportes de trabajdores que han sido removidos de sus puestos de empleo, debido a situaciones relacionadas con el sismo del pasado martes que acaeció en el centro de México, refirió el departamento de Comunicación Social de la dependencia.

De comprobarse un despido injustificado, explica Edmundo Escobar, presidente de la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (Amech), el empleador puede ser acreedor a una multa de hasta 5,000 salarios mínimos.

Lo anterior, porque la ley establece que los patrones y contratistas no pueden poner falta ni descontar sueldo de los empleados que se ausentan por lo siguientes motivos:

1. Si el trabajador o un familiar directo sufrió daños.En caso de que el empleado haya sufrido daños físicos a consecuencia del sismo o alguno de sus familiares directos (hermanos, padres, cónyuges o hijos), la empresa tiene que solicitar un justificante que los avale, de esta manera se asegura que el trabajador reciba su salario completo durante el tiempo que esté ausente.

Pero si este no tiene la posibilidad de avisar que ha sufrido un percance, el empleador tiene la obligación de esperar el tiempo que sea necesario para saber de él y, posteriormente, tomar una decisión. Antes no puede prescindir de sus servicios ni mucho menos descontar días laborales de su nómina.

Veo difícil que la ausencia de un empleado por cuatro días pare la producción de una empresa. Lo mejor es buscar mecanismos para ayudarlo, en lugar de buscar pretextos para dañarlo, expone Eduardo Zelayaran, director general de la empresa de recursos humanos Grupo Human.

2. Si la vivienda del empleado presenta graves daños. Lo mismo sucede en este punto, debe haber un comprobante que justifique la falta del empleado, pero antes no se puede tomar ninguna acción que lo perjudique.

La casa donde vivían los padres de una empelada de mis clientes se cayó con el sismo. Ella avisó a la compañía y el director le brindó asesoría jurídica para ayudar a su familia, además de un permiso especial de cinco días con goce de sueldo para resolver su situación, comparte Escobar.

3. Si el lugar de trabajo no ofrece condiciones adecuadas de seguridad. Si bien el empleado no puede decidir faltar al trabajo porque, según su percepción, el inmueble está dañado, sí tiene la facultad de exigir que un especialista asegure su estabilidad.

Esto fue lo que sucedió con Mariana, una joven de 24 que trabaja en un call center cercano a Avenida Chapultepec. Durante el temblor, el edificio se sacudió horrible, tanto que cuando volvimos por nuestras cosas nos percatamos que había sufrido daños severos, relata la trabajadora, quien lleva casi cinco meses en la compañía.

Al día siguiente del sismo, los directivos pidieron a los trabajadores asistir a la oficina, a pesar de que no había registro que corroborara el buen estado del inmueble. "La verdad yo no fui, me dio miedo", dice Mariana. La decisión no solo le costó un regaño de su supervisor, sino también un descuento salarial.

Recomendaciones

Para mejorar las relaciones laborales en México y apoyar a los empleados en caso de siniestros, Jorge Sales Boyoli, socio fundador del bufete de abogados Sales Boyoli, aconseja que, así como existe un artículo en la Ley Federal de Trabajo que da privilegios a los empleados en contingencias sanitarias, se debe anexar un apartado para desastres naturales.

Desde 2012 y ante una declaración de contingencia sanitaria, el trabajador no tiene la obligación de asistir al trabajo, pero el empleador sí debe pagar la mitad de su salario, comenta el experto, quien agrega que este tipo de soluciones evitará despidos injustificados o descuento de sueldo.

Además, el director general de Grupo Human sugiere contratar expertos en psicología para ofrecer ayuda terapéutica a los trabajadores que sufrieron algún percance. ?Si no se ponen en práctica estas medidas es difícil que los empleados estén al 100%. La preocupación, el estrés y el miedo no solo reducen la productividad, sino que ocasionan accidentes, refiere.

Finalmente, para aquellas personas que han sido víctimas de algún abuso de su empleador, la STPS ofrece asesoría especializada a través de Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y en el número 3000-2700, extensiones 65338 o 65388.

 

Descargar en PDF

Canal de youtube

canal youtube